¿QUE ES CONOCER?

Cuando nos hacemos la pregunta ¿Qué es esto?, o ¿Qué es algo?, formulamos nuestro deseo de conocer la esencia de aquello; en otras palabras, deseamos comprender aquello en forma tal, que no nos sea posible confundirlo con ninguna otra cosa semejante; porque hemos descubierto sus características fundamentales.

¿Qué es conocer? Conocer es una actividad humana; los resultados de tal actividad son nuestros “conocimientos”. Tal como el hombre crece, se alimenta, trabaja, sufre, ama, etc., también “conoce”. El conocer, por lo tanto, es una actividad natural al hombre. Y es una actividad de jerarquía superior (no todos los seres vivientes conocen); de modo que los seres conscientes (capaces de conocer) son mas perfectos que los inconcientes.

¿En que consiste la actividad de conocer? Prescindiendo de los detalles accidentales, el conocer es un modo de relacionarse entre los seres conscientes y los demás seres: el conocer es, pues, una relación. Al ser que conoce, lo denominamos sujeto del conocimiento; al ser conocido lo denominamos objeto; de modo que, tal como lo expresara un ilustre pensador, “no hay sujeto sin objeto, ni objeto sin sujeto” (Schopenhauer). Sujeto y objeto son, pues, términos correlativos (tal como lo son causa-efecto, padre-hijo, etc)

Pero advertimos que el conocer no es una relación cualquiera, sino una forma especial de relación; en efecto, entre los seres conscientes pueden darse muchas formas de relación. Por ejemplo, entre una persona y sus creaciones artísticas, existen relaciones que no son, en si, un conocimiento. ¿En que consiste, por lo tanto, esa relación que se establece entre el sujeto y el objeto conocido? Para ello lo explicaremos mediante algunas comparaciones, como ser:

a) El conocimiento es como una “apropiación” del objeto por parte del sujeto

b) El conocimiento es como una “fecundación” del sujeto por parte del objeto

c) Todo conocer es como un acto de “creación”.
Texto extraído del libro FILOSOFIA VI Humanidades
“Rene Muñoz de la Fuente”